LOS CASAS


Este primer libro de relatos fue publicado en 2004 por Sello Tres, editorial independiente del mismo responsable de editorial Siesta, Santiago Llach, destacado por su esfuerzo en dar a conocer los talentos nuevos en poesía.
El libro abarca cuentos escritos desde el año 1994 hasta el 2003. Fueron todos relatos presentados y corregidos en base a las observaciones de los asistentes al taller literario. Lo peculiar es la génesis de los cuentos.
El primer relato que escribí fue "El empleo en lo de Casas", que luego se llamaría "El armario". En éste aparece por primera vez el personaje de Rodrigo Casas, panadero en un barrio de La Plata. Luego surgieron otros personajes que de algún modo fueron revelando relaciones con este barrio o sus habitantes, y lentamente se fue creando un armazón donde se afirma el ascenso y la caída de los protagonistas. Hay un fondo, el barrio, las calles, la época y los mismos personajes secundarios que en otras historias tomarán protagonismo. El orden cronológico de los cuentos no es el orden en que fueron escritos, como si al escribir sobre el final de un personaje, éste me hubiese contado, en sus últimos momentos, su principio, el inicio de su historia. La elección del lugar es arbitrario y más bien un sitio inventado que real, tal vez conjunción de diversos elementos: las calles de un barrio suburbano a las tres de la tarde, los viajes que realizábamos con mi familia cuando mi mamá tenía que hacer trámites del magisterio en La Plata.
El epígrafe de Eduardo Mallea hace referencia a lo que en conjunto los relatos quieren expresar: la forma en que los demás, al fin de cuenta unos extraños con quienes únicamente nos unen palabras como forma de comunicación, nos influyen hasta puntos irreversibles. Es también un homenaje a un escritor con quien me identifico sensible y estéticamente en muchos aspectos.
Alberto Ramponelli, quien escribió el prólogo, fue y es mi maestro y amigo entrañable en el oficio de la literatura. Él me enseñó la diferencia entre la buena y la mala literatura, y también quien me enseñó a pensar con madurez crítica.
Este primer libro, por lo tanto, está dedicado a él.
Lo integran los siguientes cuentos:
1- La construcción
2- Las criaturas
3- Los vientos
4- Sustitutos
5- La invasión
6- El juego
7- Los fugitivos
8- Las manchas
9- El patio de los perros
10- Domingos
11- La mujer de Casas
12- El farmacéutico
13- Max
14- El armario
15- El tren a Buenos Aires
16- La camioneta
17- Los depredadores
18- La barbería
19- El arcángel


Comentarios

Entradas populares