LOS SERES INTERMEDIOS


Segundo libro de relatos, "Los seres intermedios" fue editado en 2007 por Copperfield Books, emprendimiento editorial que creé con el objetivo de publicar mis propios textos. Estos cuentos fueron escritos entre 1995 y 2004, simultáneamente a la colección anterior, y corregidos también en el marco del taller literario. Fueron reunidos en este conjunto por su temática fantástica. La mayoría comprende argumentos y situaciones temporales contemporáneas, donde lo extraño se presenta no explícitamente, sino con cierta ambiguedad a lo largo de los textos, para revelarse ya sin dudas en el final. Esta modalidad de trabajar la temática es resultado, por un lado, de la enseñanza que recibí en los talleres, donde se recalcaba que el sugerir habitualmente tiene más eficacia que lo expresado directamente. Por otro lado, pienso que uno escribe lo que le agrada leer, y los textos de Bradbury, Cortázar, Buzzatti y Kipling son paradigmáticos de este procedimiento narrativa.
El título del libro es el de uno de los cuentos, pero en cierto modo representa a la mayoría de los demás personajes, que deambulan entre lo real y lo fantástico, sin que haya límites exactos entre ambos espacios.
Hay dos cuentos de temática mitológica, donde reinvento ciertas leyendas de personajes míticos (ver "Los seres intermedios" y "El bosque"). También hay dos cuentos de características formales pertenecientes a la rama de la ciencia ficción ("Los dirigibles" y "La paloma eléctrica"), que tratan del futuro cercano, pero cuyo tema central no es la ciencia sino los conflictos entre el hombre y el mundo en el que habita. Hay, además, dos relatos ubicados en el siglo dieciocho ("El inventor" y "Gregorio el mago"), emparentados con uno de los cuentos contemporáneos a través de uno de los protagonistas.
Los cuentos tiene mayor independencia unos de otros que en la colección anterior (son mencionados dos personajes de ese libro, Rodrigo Casas y Gustavo Valverde). Hay, sin embargo, ciertos lugares y personas que aparecen en varios relatos para dar una visión panorámica de un mundo que para mí tiene interrelaciones permanentes. Es decir, un mismo espacio cuyos rincones vamos descubriendo de historia en historia, y redescubriendo aspectos insospechados de sus habitantes ya conocidos por nosotros.
El prólogo de Walter Iannelli es muy poético y fue un honor haber contado con sus palabras.
El epígrafe de Julio Cortázar está extraído de su extraordinario ensayo sobre John Keats, y además de ser un homenaje, encierra de algún modo lo que intenta decir el libro, que las cosas, los sucesos o los seres humanos pueden ser uno u otros al mismo tiempo, que la lógica formal no es la única posible, y la realidad se recrea y se transforma según el ojo que la observe.
Lo integran los siguientes cuentos:
1- Dos niños peleando
2- La peregrinación
3- La feria
4- La guardiana
5- El inventor
6- Los oscuros
7- El ministro de salud
8- La paloma eléctrica
9- Los seres intermedios
10- Mara en la plaza
11- El desprendimiento
12- La medida del alma
13- La playa
14- Gregorio el mago
15- Los dirigibles
16- El Barble
17- El bosque
18- Las ancianas
19- Las torres

Comentarios

Entradas populares